Manifestación de la Asamblea de Estudiantes de Cruces

Acta de propuestas de la asamblea de estudiantes de cruces

DIRIGIDO A TODOS LOS ESTUDIANTES DE MEDICINA, DE LAS AREAS SANITARIAS Y A QUIEN PIENSE QUE NUESTRA FORMACION ES IMPORTANTE PARA LA SOCIEDAD:

Ya es hora de exigir una mejora en nuestras condiciones de estudio, y para exigir una mejora en nuestras condiciones de estudio, una evaluación justa, unas prácticas decentes, y al fin y al cabo, que se nos trate con respeto y se nos tenga en cuenta,

EL 4 DE MAYO, CONCENTRACION DELANTE DE LA PUERTA PRINCIPAL DEL HOSPITAL DE CRUCES A LAS 12.30, ORGANIZADA POR LA ASAMBLEA DE ESTUDIANTES DE CRUCES.

Esta carta está escrita por nuestra asamblea, para que todo el mundo sepa lo que está ocurriendo en las unidades docentes:

Esta carta va dirigida a todo aquel que se sienta identificado, al Rector, al Decano, profesores, a los futuros alumnos de Medicina, a los médicos que lo fueron, a los que se quedaron en el camino y en definitiva a todo el mundo. Ya que, les guste o no, nosotros los estudiantes de Medicina, pertenecemos al sector que cuida lo más preciado del ser humano: la salud. Y aunque hoy no se nos tenga en cuenta para nada, en un futuro próximo la vida de las personas estará en nuestras manos. 
Por eso nos gustaría que nos tratasen con el respeto y dignidad que merecemos. 
Aquí vamos a denunciar el trato que hemos recibido durante cuatro largos años de carrera.

En algunas asignaturas llevan años exigiéndonos unas notas abusivas para liberar parciales que en junio se convierten en cincos bajo el pretexto de que para tener los conocimientos “básicos” de la asignatura es imprescindible alcanzar ese 80% o 70%. Los alumnos se pasan años suspendiendo y repitiendo asignaturas, alumnos que entraron en la Facultad con una nota mínima de ocho. Con esto queremos recalcar que somos lo suficientemente competentes para afrontar estas pruebas.

Los exámenes, en teoría, no pueden realizarse sobre temas que no hayan sido tratados en clase (punto num. 5 del artículo 43 de la normativa de gestión para las enseñanzas grado y de primer y segundo ciclo para el curso 2010/2011). Esto, en Medicina, es muy inusual. Es decir, gran parte de los exámenes de los que nos evaluamos cuentan con preguntas no explicadas en clase.

Muchos de los profesores que imparten las clases no elaboran las preguntas del examen y tampoco las corrigen y viceversa con lo que el método de evaluación no es justo y el tipo de preguntas nos es desconocido.

Tampoco nos facilitan las respuestas de los exámenes de otros años, con lo que el día del examen vamos a ciegas, y además esto permite al profesorado reciclar las preguntas y utilizarlas año tras año sin modificarlas.

Los exámenes están llenos de cuestiones basadas en la práctica clínica que requieren un conocimiento clínico para poder contestarlas, conocimiento que se consigue tras años de práctica médica y experiencia que no tenemos, puesto que llevamos cuatro años estudiando y no ejercitando la medicina.

Sigue sin respetarse la fecha límite de presentación de los resultados de los exámenes (15 días según el punto num. 5 del artículo 43 de la normativa de gestión para las enseñanzas grado y de primer y segundo ciclo para el curso 2010/201).

Así mismo, sigue sin respetarse la ley de protección de datos y algunos profesores siguen publicando las notas con nombres. Otros, las publican con DNIs pero ordenados alfabéticamente y no numéricamente de manera que estamos en la misma situación.

En ocasiones, después de publicar las notas no indican la fecha y la hora de revisión, y para conseguirla, debido a la falta de comunicación, se necesita buscar a los profesores personalmente, cosa imposible en la mayor parte del tiempo. Ha habido veces en las que sí la indican, pero el día de revisión no se presenta nadie para atendernos o fijan la revisión en un lugar lejano a la Facultad. 
Los profesores no cumplen con el horario establecido y aumentan el número de clases teóricas en forma de seminarios extraoficiales, sin ceñirse a los créditos determinados para cada asignatura.

Incluso, hay profesores que no se presentan en clase y tampoco dan constancia de su falta de asistencia.

Nos gustaría, también, hacer mención a las prácticas clínicas que deben de impartirse en el segundo ciclo de nuestra formación. Ante todo, somos personal clínico y la verdadera medicina está en los hospitales. Y nos gustaría recordar que estas prácticas se hacen en hospitales universitarios, donde todo el personal debería ayudarnos y enseñarnos en la medida de lo posible.

Nos pasamos las horas de prácticas buscando incesantemente a los profesores que nos asignan, para poder realizarlas. Hay veces que éstos no están, o están muy ocupados para atendernos, o nos asignan ellos mismos a otros profesionales que no quieren tenernos ahí y no nos hacen caso…

Incluso nos han echado de la sala, lugar o habitación donde se impartían las prácticas porque el personal asignado no consideraba conveniente que nosotros, alumnos, tuviésemos que estar ahí.

Otras veces llegamos a una hora, la que marcan nuestros horarios, en la cual ya han pasado visita y nos pasamos las dos horas y media de prácticas mirando, sin hacer nada, cómo los médicos hacen las evoluciones, buscan el tratamiento…

Muchas de las prácticas clínicas se llenan con seminarios o más clases teóricas, muy útiles, pero que deberían incluirse en el programa teórico y no clínico. En algunos Servicios estas prácticas se basan en una visita guiada por éstos en el cual nos enseñan las diferentes salas, habitaciones, aparatos diagnósticos… y ahí acaban sin más formación complementaria.

Sé que muchos de nuestros profesores nos invitan a hacer más prácticas en nuestro tiempo libre, pero con estos horarios, extraoficialmente aumentados, con la abusiva cantidad de materia teórica, y exámenes cada semana es prácticamente imposible. Aún así nuestro afán por aprender nos impulsa a realizarlas en periodo vacacional.

Para terminar, es importante mencionar que por suerte contamos con algunos buenos profesores que cumplen con sus objetivos y reavivan nuestra “pasión por la medicina” con su enseñanza y palabras alentadoras. Por desgracia, éstos tienen también parte de culpa ya que su indiferencia ante nuestra situación, no nos está ayudando.

Este es el resumen y la razón de por qué tras seis años de esfuerzo y trabajo excesivo de carrera y otro más dedicado a la preparación del examen MIR, no sabemos hacer historias clínicas, no sabemos tocar a un paciente, auscultarle, ni percutir, ni palpar… Es lamentable pasar siete años de nuestra vida preparando algo y soñando con algo que no existe. Nosotros no nos rendimos y la desilusión generada durante estos largos años tendrá su esperada recompensa cuando al fin nos convertimos en los verdaderos médicos que imaginábamos cuando empezamos esta carrera.
Confiamos en que las cosas mejoren y ese médico al que aspiramos se perciba durante la carrera y no al final de nuestra residencia.

PARA CAMBIAR ESTO, HEMOS REDACTADO UN ACTA DIRIGIDA AL DECANATO PLANTEANDO UNA SERIE DE CAMBIOS EN LA NORMATIVA Y EXIGENCIAS PARA MEJORAR NUESTRA SITUACION. Puedes pedírnosla en medikuntzacruces@gmail.com

EL DIA 4 DE MAYO A LAS 5.30, convocamos una reunión para informar de nuestra iniciativa a todo interesado, en especial para los estudiantes de Leioa.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: