Cuando lo más importante está en juego

En mayo el ministerio de Sanidad presentará un decreto que definirá el nuevo modelo de formación médica. El gobierno habla de las ventajas del sistema conocido como troncalidad. Tras aprobar su examen MIR, los residentes no empezarán a formarse como especialistas, se les dividirá en 4 troncos artificiales (médico, quirúrgico, imagen y laboratorio) donde pasarán 2 años para, al terminar, volver a hacer un examen y optar de nuevo a una plaza que sólo podrán elegir entre las que oferte su unidad docente (su hospital), corriendo el riesgo de que con este nuevo examen y una nueva nota subjetiva del tutor del tronco ya no pueda acceder a la plaza deseada.

Médicos residentes ahora colegas se convertirán en oponentes peleando por un futuro que ya deberían tener seguro; quien más amistades recabe y más zancadillas ponga llegará primero a la metaMe gustaría dar a conocer la opinión aproximada que hace una semana hemos puesto de acuerdo todos los estudiantes de España apoyados por las asociaciones médicas. Primero, con este sistema se pierden dos años completos de formación especializada. Segundo, se añade una evaluación subjetiva realizada por un tutor para acceder a la plaza de especialista. La consecuencia inmediata es que residentes que hasta ahora eran colegas se convertirán en oponentes peleando por un futuro que ya deberían tener seguro. Se acabó ayudarse mutuamente, quien más amistades recabe y más zancadillas ponga llegará primero a la meta. El detrimento para el paciente es obvio.

En tercer lugar la idea principal de la troncalidad de otorgarnos conocimientos generales es redundante. Esos conocimientos son aprehendidos por ley durante la carrera y se dan por demostrados tras haber superado el examen MIR. Además actualmente ya existen rotaciones por las diferentes unidades del hospital a lo largo de la residencia, siempre adecuados a los conocimientos que ese especialista necesitará para su futuro ejercicio.

Cuarto, ¿cómo tienen pensado que adquiramos las 51 competencias necesarias del tronco médico por ejemplo, en dos años? Eso significaría tres días de excursión por cada unidad asistencial. Llanamente inútil. ¿Y qué hará el residente que con su nueva nota subjetiva del tronco ya no pueda acceder a su especialidad deseada? Según la troncalidad, sólo podrá elegir otra plaza que ese hospital le ofrezca. Y por último, ¿por qué cambiar algo que funciona? Somos el 7º mejor sistema nacional de salud según la OMS (eso contando a Chipre, Andorra y San Marino), y esto es gracias a los actuales residentes. Está en juego el esqueleto que sostiene este sistema por la salud de todos esperemos que en la manifestación del día 13 de mayo en Madrid consigamos que esta troncalidad, así, no salga adelante.

David Fernández de Velasco es Delegado de cuarto curso de medicina de la UCM, en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Fuente: http://www.20minutos.es/carta/693651/0/

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: